Las tarjetas de crédito (TDC) son muy útiles y necesarias sobre todo cuando se trata de invertir. Por este motivo queremos enseñarte seis claves que deberás tener en cuenta antes de adquirir una. ¿Cuál es la mejor entre tantas opciones? ¿En qué te debes fijar a la hora de elegir? Esta y otras inquietudes serán resueltas en este artículo. 

1. Mirar el costo anual (CAT)

El CAT se define como un porcentaje que refleja el promedio del costo final de cualquier crédito. Tasas de interés y comisiones. Es decir, toda TDC debe tener establecido este indicador que te ayudará a comparar una tarjeta y otra para definir cuál te resultaría más conveniente. 

2. Tu modalidad de pago

Además de evaluar el costo promedio anual de las tarjetas, es importante que revises con exactitud la tasa de interés, pues esta puede hacer que tus gastos aumenten dependiendo la forma en la que decidas abonar los montos de tu tarjeta.  

¿Pagas el monto mínimo de la tarjeta o el total? 

Existen intereses por pagar la cuota mínima cada mes, así que si te inclinas por el pago mínimo tendrás que posar tus ojos en una TDC que tenga una tasa de interés baja.  En cambio, si eres de los que cancela casi siempre el monto total, los intereses no son tan relevantes. 

3. Tus consumos diarios

¿Para qué necesitas tu tarjeta? Si la usas para tus consumos recurrentes, lo ideal, tanto por tu seguridad como la de tu bolsillo es que elijas una con seguro para robos. De esta manera te protegerá de cada compra que realices. 

Si por el contrario la reservas para emergencias y ocasiones especiales, se recomienda que selecciones una TDC que no cobre comisión anual y con tarifas mínimas. 

4. Tu historial crediticio

Al pedir una tarjeta la entidad bancaria responsable te pedirá toda la información que crean necesaria para evaluar tu solicitud y entre ellas está el historial que tengas con créditos anteriores. 

Si este es perfecto no tendrás inconvenientes para obtener la tarjeta que desees, pero si es todo lo opuesto ten en cuenta que seguramente tendrás algunas limitaciones. 

En caso de que no hayas tenido TDC antes o solicitado un crédito los asesores bancarios sabrán que ofrecerte teniendo en cuenta aspectos como tu sueldo y número de carga familiar.  

5. El nivel de tus ingresos

 Tu salario será lo que le permitirá al banco establecer el monto límite que tendrá tu tarjeta. Mientras más alto sea tu sueldo, mayores serán tus posibilidades de tener un monto límite que supere o alcance tus expectativas.  

6. ¿A qué beneficios quieres acceder?

Dependiendo de la entidad bancaría y la accederás a múltiples beneficios. A medida que pase el tiempo y se demuestre tu compromiso y responsabilidad con los pagos estos podrían ir en aumento. 

Descuentos en compras, premios, sorteos, millas aéreas, pago de servicios y seguridad son algunos de los beneficios que podrías tener. 

Recomendaciones

Antes de elegir una tarjeta por favor toma el tiempo necesario para investigar acerca de esta. No temas preguntar y solicitar asesoría al equipo del Banco en el que quieras obtenerla. 

Para seleccionar la que mejor se adapte a ti, hazte las preguntas que se destacaron en este artículo y busca la que mejor se adecue a tus respuestas. 

Reúne los requerimientos necesarios con anticipación y realiza tu solicitud al estar seguro de que te inclinas por la mejor opción. 

¡Suerte!