Si quieres saber en qué consiste la clonación de tarjetas de crédito (TDC) y cómo es que los estafadores realizan este proceso, te invitamos a leer este artículo para que sepas como no salir perjudicado. El Skimming, como también se le conoce, ha evolucionado con los avances tecnológicos y cada vez se hace más peligroso. 

Esta práctica consiste en clonar una  tarjeta de crédito. Sucede tan rápido que muchas veces el involucrado ni siquiera se percata. El delincuente transfiere los datos a una pc y a partir de aquí tiene dos opciones: usar los datos para hacer compras online o finalizar el clonado empleando un codificador de tarjetas. 

Por ejemplo, imaginemos que te encuentras en una tienda de ropa, decides pagar tu compra con la tarjeta de crédito y el responsable te la pide para proceder con el pago. Generalmente los cajeros, siempre se encuentran detrás del mostrador, así que se te dificultaría saber si el responsable quisiera tomar provecho de la situación y utilizar un aparato llamado Skimmer de bolsillo.

Con el skimmer, podrán copiar los datos de tu tarjeta muy fácilmente e incluso esconderlo con una sola mano, por lo que debemos estar alertas, ya que la estafa puede suceder enfrente nuestro sin que lo notemos.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?

• Cuando tengas que hacer una compra no pierdas de vista ni por un segundo tu tarjeta ¡Mantente alerta!

• Verifica que el lector de tarjetas sea el adecuado, es decir, el mismo que usan los bancos y comercios. 

• En algunos restaurantes los meseros se encargan de llevarse tu TDC para efectuar el pago mientras tú terminas de comer o esperas sentado. En caso de que algo te huela raro,  puedes acercarte a la caja y pagar tú mismo. 

• Cuando estés en el cajero ya sea para sacar dinero o efectuar alguna otra transacción tapa con tu mano el teclado o la pantalla (dependiendo del tipo de cajero) cuando vayas a ingresar tu clave de seguridad. De este modo te asegurarás de que los que están detrás de ti no puedan espiarte. 

• Toma al menos cinco minutos al día para verificar el estado de tus transacciones. Así comprobarás que eres tú el único que está usando tus tarjetas. Puedes hacerlo desde la aplicación móvil del banco o desde tu pc ¡Elige el modo que para ti sea más cómodo!

• Dentro de tu cuenta online,  puedes configurar la opción para que la entidad bancaría te envíe mensajes cada vez que uses tu tarjeta. Esta opción está disponible también en la app de la mayoría de los bancos. 

• Trata en lo posible de evitar aquellos cajeros que se encuentran en la calle, de preferencia limítate a usar únicamente los de tu entidad bancaría. 

• En la actualidad casi todas las tarjetas convencionales vienen con un chip inteligente; cuando tengas que solicitar una nueva asegúrate que la tuya lo tenga porque esto significa mayor seguridad. 

Seguir al pie de la letra todas estas recomendaciones puede que resulte algo tedioso, pero salvaguardar tu dinero es mucho más importante.