A la hora de viajar al exterior, ya sea por placer o por negocios, ten en cuenta que llevar una gran cantidad de dinero en efectivo no es lo más recomendable y mucho menos práctico. Por lo general en estas situaciones estamos expuestos a perder el dinero, realizar conversiones en casas de cambio del país que no nos benefician o ser víctimas de robos.  Y no se trata de llamar los malos augurios, sino de estar prevenidos para evitar malas experiencias

Viajar representa una gran oportunidad para usar tu tarjeta de crédito (TDC), sobre todo si tiene promociones como descuentos en hospedajes, restaurantes y comercios, entre otros. Por otro lado, resulta muy útil para proteger tu dinero puesto que en caso de robo o extravío puedes reportarla mediante una llamada telefónica y esta se bloqueará. Por este y otros motivos, en este artículo te indicamos los mejores consejos para usar de forma correcta tu tarjeta de crédito en el extranjero. 

• Evitar llevar la tarjeta de crédito y el dinero en efectivo en el mismo lugar: Imagina que en el peor de los casos eres víctima de un robo; si llevas tu TDC y tu dinero en un solo lugar quedarás sin nada. Es por eso que lo mejor es separarlos, así, incluso en caso de extravío tendrás una segunda opción. 

• En lo posible, llevar más de una tarjeta de crédito: Puede suceder que en algún comercio tu tarjeta no funcione, se bloquee, se pierda o simplemente en el local no la aceptan; ante esta posibilidad, llevar más tarjetas no está de más. 

• Antes de pagar es importante comprobar: Cuando se usa la TDC para realizar un pago es vital verificar que el monto sea el correcto, además de esto, guardar los comprobantes te servirá en caso de que necesites verificarlos en el futuro o por un error pagues de sobra. 

• Revisar de vez en cuando el estado de cuenta: De este modo mantendrás un registro de tus gatos y evitarás excederte del monto máximo que acordaste gastar. Cabe destacar que es imprescindible antes de un viaje hacer un plan destacando cuánto dinero dispones y cómo lo usarás. 

• Verificar que puedas usar tus TDC en el país de destino: Básicamente es el paso primordial. Por lo general las tarjetas Visa y Master Card, son aceptadas en todo el mundo, pero si posees otras, e incluso estas, nunca está de más verificar si están disponibles y por último chequear que no las olvides. ¡Importantísimo!

• Habilita tus tarjetas: Antes de poner un pie en otro país tienes que habilitar tus TDC para poder usarlas en el mismo y chequear que en efecto, funcionen en el lugar de destino. 

• Ten a mano los números de tu entidad bancaría: Esto puede sacarte de un apuro en más de una ocasión. Ten siempre a mano los números telefónicos de los bancos que emitieron tu TDC. 

Por último, pero no menos importante: Ten cuenta el tipo de cambio. De esta forma podrás estar más preparado, con respecto a cuanto necesitas de la moneda de tu país, para no complicarte en el extranjero.