Todos estamos expuestos a las malas experiencias, es por eso que siempre debemos estar preparados para enfrentar las posibles adversidades que se nos presenten en el camino. Que nos roben o perdamos el celular califica como uno de estos malos momentos que podemos vivir. En este artículo te explicamos los pasos que debes seguir en caso de pasar por un hecho como este.

La importancia del IMEI

El “International Mobile Equipment Identity” (IMEI),  es un número de serie único para cada dispositivo. Este número de 15 dígitos no tiene relación alguna con las operadoras telefónicas y es de gran utilidad en caso de robo o pérdida puesto que con este identificador puedes bloquear el teléfono. 

¿Cómo saber cuál es el IMEI de mi equipo? ¡Sencillo! Solo basta con que marques en tu teléfono como si se tratase de una llamada, la secuencia *#06# y llamar. De forma automática aparecerá el número de 15 dígitos que identifica a tu móvil. Puedes anotarlo o hacerle un capture de pantalla para enviárselo a una persona de confianza. 

  

¿Qué hacer para bloquear el celular? Lo primero que debes hacer es llamar a la operadora móvil que usa tu equipo y reportarlo. Por lo general ellos solicitan datos como el IMEI, incluso en algunos casos pueden solicitar la documentación que acredite que eres el dueño. 

Búsqueda personal

Si no encuentras tu celular, antes de reportarlo puedes intentar localizarlo. En el caso de Android, tienes a tu disponibilidad la herramienta de Google “Administrador de dispositivos”; Con iOS solo tienes que verificar que siempre tengas activa la opción de “Buscar mi Iphone”. Por otro lado, es muy importante que tengas el GPS activado.

Como ya se mencionó si ya das por perdido el equipo tienes que hacer la denuncia a tu operadora móvil, de este modo, ellos podrán cancelar la tarjeta SIM para que evites tener futuros gastos indeseados. Asimismo, es lo mejor puesto que es más seguro tanto para ti como para tus allegados. 

La denuncia a la policía no está de más en caso de que se haya tratado de un robo; así los funcionarios estarán al tanto e incluso pueden intentar atrapar a los maleantes. Ten en cuenta que al final la decisión es tuya, pero es importante agotar todas las posibilidades. 

Recomendaciones a tener en cuenta

A continuación te indicamos tres consejos que pueden parecer algo obvios, pero te sorprenderá lo útiles que pueden ser: 

Configura tu celular con contraseñas difíciles: Solo así, evitarás que personas ajenas a ti puedan desbloquearlo. Mientras más difícil sea la contraseña más ardua será la tarea para poderla descifrarla. 

No uses tu teléfono en lugares concurridos: Evita usar tu equipo en espacios abiertos y zonas muy concurridas. La única posible excepción es que haya funcionarios policiales en el lugar, y aun así, esto no es garantía que te proteja de ser robado. 

No lo dejes a la vista: Evita llevarlo en los bolsillos o en la mano. Guarda tu teléfono en un bolsillo de tu cartera u ocúltalo todo lo mejor que puedas.