¿Cómo saber qué deudas debemos pagar mes a mes? ¿Cuál es más importante? El dinero que empleemos para esto no debería superar el 40% de nuestro ingreso mensual; pero, esta creencia no aplica para todas las personas. Por ejemplo, hay quienes tienen obligaciones, hijos, responsabilidades y tienen que pagar muchos menos de esto, mientras que hay otros que con el mismo sueldo, no tienen estas cargas y sí pueden hacerlo. 

Consejos para saber a qué deuda tienes que darle prioridad

El porcentaje mencionado anteriormente, nos sirve para que nos hagamos una idea del promedio de nuestro sueldo que tendríamos que reservar para el pago de las deudas. A continuación te indicaremos 4 consejos para que sepas a qué pagos deberás darle prioridad para que no te sientas saturado mes a mes.

•¿Cuándo pedir un préstamo?: Antes de pedir un préstamo es vital que evaluemos si es para financiar algo que realmente necesitamos, o si por el contrario se trata de un antojo innecesario. Otro punto a tener en cuenta es reconocer si podremos pagarlo y establecer las cuotas. 

•Fijarse en el TIN y el TAE: El tipo de Interés Nominal (TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE), deben ser estudiadas antes de solicitar un préstamo. El TIN es el indicador que refleja los intereses que debemos pagar por el dinero que nos prestan; mientras que el TAE incluye las comisiones y los gastos del servicio lo que nos muestra cuánto nos costará en total pedir un préstamo. 

•¿Qué préstamo tiene mayor importancia?: La decisión es personal, pero lo recomendable es liquidar aquel que genere más intereses y tenga mayor dificultad para cancelar. Por ejemplo, solicitaste un préstamo para pagar un automóvil con un interés anual del 20%, otro para comprar un computadora al 8% y un crédito sin interés para pagar un curso. ¿A cuál le das prioridad? Al del coche porque genera más intereses y es más difícil del saldar. 

•Ajusta las cuotas a tu bolsillo: En este punto debes evaluar la situación concentrado y con la mente fría. Ten en cuenta que a mayor número de cuotas, mayores serán los intereses y cuando estas son menores ocurre lo contrario. Pero, ¿podrás cancelar cuotas altas cada mes? De no ser así, aunque tengas que elegir más cuotas, debes seleccionar un número razonable para que no te sientas asfixiado. 

Conclusión

Si te percatas de que solicitar un préstamo no es necesario, mejor resérvalo para cuando sea realmente importante. Si no tienes deudas, ahorra una parte de tus ingresos para que la tengas en caso de que este capital sea necesario. Asimismo, toma en cuenta los tips indicados para que estés consiente de los préstamos a los que debes darle mayor importancia. 

Por último presta atención a los gastos de comisión y a los intereses; recuerda que solicitar un préstamo no es gratis y que si te retrasas con algún pago quedarás mal con el banco y a la larga tendrás que pagar mucho más de lo estimado.