Los argentinos están poniendo sus esperanzas en un patrón de crédito que sigue los pasos de un modelo chileno que inició hace cuatro décadas. El mercado de las hipotecas está en pleno auge gracias a estos nuevos créditos hipotecarios basados en la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). Por lo general, las personas se entusiasman porque las cuotas iniciales tienen a ser más asequibles, por lo tanto resulta una opción que no pasa de lado. 

En este artículo evaluaremos si este tipo de crédito resulta rentable, además de sus ventajas y desventajas. Ten en cuenta que antes de tomar cualquier decisión es vital que estés lo más informado posible para que no lleves a cabo una acción de la que luego puedas arrepentirte. Así que ¡Empecemos!

¿Qué es una Unidad de Valor Adquisitivo?

Fue creada por el Banco Central y se trata de una medida que varía dependiendo del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Su valor es actualizado y publicado en el portal web del BCRA. En otras palabras, se le puede definir como un coeficiente que ajusta el capital y las cuotas del crédito hipotecario con la inflación. Para poder solicitar un préstamo de este tipo, se deben tener ingresos comprobables. 

¿Es rentable tomar un crédito hipotecario en UVA? 

Hay que tener en cuenta varios aspectos que jugarán un papel fundamental

• Auge de la tasa de desempleo

• Posibilidad de aumento de precio de valor de las propiedades

• Aumento en la tasa de inflación

• Valor de la tasa de interés y la cuota mensual

Ventajas de un crédito hipotecario UVA

• Cuota inicial menor en comparación con un crédito tradicional: La cuota en ocasiones puede llegar a ser hasta un tercio menor que la de un crédito común. 

• Posibilidad de acceder a un monto alto a pesar de tener ingresos medianos o bajos: Gracias a la cuota inicial baja, las personas tienen mayor facilidad a la hora de acceder a este crédito. ¿La razón? La cuota de este tipo de crédito no puede superar el 25% del salario. 

• Posibilidad de ahorro dependiendo de la inflación: A diferencia de mantener una tasa fija, gracias a las cuotas de un crédito hipotecario UVA; tendrás la posibilidad de ahorrar hasta un 10% si baja la inflación en los primeros tres años. Todo se debe que al pagar estas cuotas más bajas podrás quedarte con la diferencia de lo que pagarías en un crédito tradicional de tasa fija. 

• Se puede extender el plazo si el cliente lo solicita: En casos negativos en los cuales la inflación supere tu salario en más de 10 puntos, el banco se verá obligado a aumentar el plazo de pago en caso de que lo solicites. 

• Ideal para trabajadores en relación de dependencia: Este tipo de crédito busca fidelizar nuevos cliente y tiene como enfoque a las personas con sueldos que dependen de una empresa. Quienes se encuentran en esta posición cuentan con mayor ventaja que el resto.

Desventajas de un crédito hipotecario UVA

• El valor del capital y la cuota varían según la inflación: Esta puede definirse como la desventaja principal y que nos causa mayores dolores de cabeza. Si se compara con un crédito tradicional un hecho como este no podría pasarnos porque se trata de una tasa fija; pero en este caso, la inflación podría subir más que tu salario. ¿Qué pasaría? Las cuotas se actualizarán y se llevarán mayor parte de tus ingresos. Asimismo, el capital también sufrirá un ajuste que será mayor que en el momento inicial. 

• No te prestarán el 100% de la vivienda: Tienes que tener un ahorro previo aproximado al 30% del valor de la vivienda; asimismo, tener dinero extra para gastos imprevistos. 

• Ser joven significa tener mayor plazo: Los bancos establecen que una persona debe pagar el crédito a los 65 por lo que si estás acercándote a esta edad, tendrás menor plazo para hacer el pago. 

Consideraciones generales

Se debe tener en cuenta que a la hora de seleccionar este crédito existe un riesgo. Si la inflación aumenta las cuotas podrían pasar a ser casi impagables y lo que buscaba ser una solución pasaría a ser un dolor de cabeza. Por esto, hay que evaluar el mercado y asesorarnos antes de dar un paso. Lo beneficioso de este crédito es que puede tener un plazo de hasta 30 años; así que ya dependerá de ti determinar la pregunta ¿Es rentable?