Gasto hormiga: el enemigo silencioso de tus finanzas

¿Sos de las personas que se da "gustitos" a la mañana o a media tarde y se compra un café o una gaseosa camino al trabajo? ¿O de las que llega tarde a trabajar y se toma un taxi, 2 días a la semana?

Aunque no parezca, estos pequeños permitidos pueden ser la razón por la cual llegás ajustado a fin de mes. No queremos que te prives de estos lujos, pero sí es necesario ser consciente de cuánto se está gastando, para poder tomar un mejor control y llegar más tranquilo a fín de mes.

Tomá nota y fijate si te sentís identificado con los siguientes gastos semanales. Te invitamos a que hagas el ejercicio de intentar evitarlos o al menos disminuirlos. Esta práctica te va a servir para ahorrar más o llegar menos preocupado mes a mes.